¿Cómo comprar un dominio web? - Guía rápida

Bien sea que desees tener un sitio web para tu emprendimiento, un blog, una tienda en línea, configurar un correo electrónico o crear páginas de aterrizaje para vender productos de afiliación, vas a necesitar con seguridad de un dominio web si quieres mostrar una imagen más profesional ante tus prospectos.

cómo comprar un dominio web

Sé que por tener implicaciones técnicas puede parecer una cosa muy compleja de hacer, pero la verdad es que no. Es un proceso muy fácil, pues los proveedores intentan hacerlo cada vez más accesible a usuarios sin conocimientos informáticos, que resultan ser la mayoría.

Es por eso que en esta ocasión te traigo esta guía rápida para que aprendas el concepto y cómo comprar un dominio en línea sin ningún tipo de trauma. Pero primero, déjame explicarte el concepto.

¿Qué es un dominio web?

Todos empleamos direcciones para reconocer un punto en el sistema geográfico hacia el queremos llegar en un momento determinado. Una dirección hace referencia a un país, región, localidad, calle, urbanización e incluso un número de casa o apartamento.


En Internet también hay direcciones que describen un punto de la red, identifican un sitio o punto geográfico en el que se encuentra un dispositivo que accede a ella. Estas direcciones se llaman IP y se representan de la siguiente forma 192.089.100.1.


Sin embargo, a nivel de acceso en los servicios que tiene la red, como la World Wide Web o WWW, recordar una dirección en formato de IP es muy difícil para el ser humano. De allí nacieron los dominios que establecen nombres mucho más manejables para nuestras memorias.


www.profyulima.com, www.apple.com, www.google.com, son solo algunos de ellos. Pero, la verdad es que los hay de múltiples niveles y tipos. 


El nombre de dominio es el texto que se ubica en el centro de la dirección, por ejemplo profyulima, apple y google. EL .com es el tipo de dominio o extensión, mientras que el www es un subdominio. 

¿Tipos de dominio web?

Son muchos los tipos de dominio que existen. Por ejemplo, están los de primer nivel que suelen ser los más buscados como lo son el .com., .net, .edu, .info, .org, .xyz, .biz y .blog, entre otros.

Cada uno con una orientación específica que proporciona datos al usuario sobre el tipo de organización o información que puede conseguir en esa dirección. 


También los hay geolocalizados, que pueden ser tanto de primer nivel como de segundo nivel. Por ejemplo, la extensión .es, .fr o uk son dominios de primer nivel que denotan que la organización que representan se ubica en España, Francia o Reino Unido.


Pero, también los hay de segundo nivel como por ejemplo .com.ve que indica que se trata de un sitio comercial ubicado en Venezuela. 


En este punto es importante tener en cuenta si se desea llegar solo a personas de una localidad o el cliente se ubica más a nivel global, ya que esta geolocalización puede afectar la posibilidad de ser visibilizado en otras latitudes. 


Por lo que si tu audiencia es global, lo ideal es no tener dominios geolocalizados porque se puede dificultar ser ubicado en otros espacios.


Por su parte, el subdominio se utiliza con la finalidad de organizar la información dentro del sitio web. 


Por ejemplo, tienes un sitio con nombre www.tunegocio.com, pero deseas identificar el blog con una dirección más específica, entonces puedes crear un subdominio llamado blog por lo que para acceder a él deberás escribir en la barra de direcciones blog.tunegocio.com .


Estoy segura que en más de una ocasión ya los debes haber visto.

¿Cómo comprar un dominio web?

En este punto es necesario que ubiques un proveedor y selecciones entre los miles que existen. En este caso te voy a explicar cómo hacerlo con Namecheap, pues es uno de mis proveedores más confiables y mantiene siempre muy buenos precios.


Así que lo primero que debes hacer es acceder a la página del proveedor, en este caso Namecheap.



Si curioseas por la página, puedes ver que en esta ocasión tienen buenas ofertas y eso lo hacen con mucha frecuencia. 



Ahora bien, a lo que vinimos. En la caja de texto de la barra de búsquedas, justo donde dice ''Register a domain name to start'' debes ingresar el nombre del dominio que desees comprar. Siempre es bueno tener una lista porque puede ser que el nombre que hayas elegido se encuentre reservado.  


En este caso voy a simular el registro de un dominio con una extensión ''XYZ'' porque esta actividad solo tiene fines educativos. Pero, podrás elegir la extensión que desees dentro las múltiples alternativas que te ofrece este proveedor.






Para encontrar más opciones solo tienes que desplazarte hasta la parte inferior. Una vez que ubiques las extensión que deseas comprar, presiona un clic en el botón que dice ''Añadir a la cesta''


A continuación te aparecerá un botón en la parte inferior derecha para que verifiques el carrito de compra. También podrás observar la carga del monto en la imagen del carrito que se ubica en la barra superior derecha de la pantalla.



Accede al carrito por cualquiera de estas vías. 


Ahora, solo presiona un clic en el botón ''Confirmar pedido'' para iniciar el proceso de compra.  Al hacerlo, te solicitará que inicies sesión o que te registres en la plataforma. 



Para registrarte ingresa tu nombre de usuario, una contraseña válida, confirma la contraseña e incluye tu nombre y apellido. Luego, da un clic en el botón ''Crear cuenta y continuar''.



Cuando lo hagas, te enviará un correo de bienvenida y te pedirá que inicies sesión.



Presiona el botón ''Sign In'' para que inicies sesión y entres hasta el panel interno de la plataforma. 


Una vez allí te pedirá que incluyas tu dirección para efectos de facturación, el número de teléfono para cualquier comunicación y verificación de seguridad, así como el método de pago.


Namecheap acepta como métodos de pago Visa, MasterCard, Discover y American Express, así como PayPal. También ha agregado Bitcoin y Bitcoin Cash.


Y bien, de esta manera podrás culminar la compra de tu dominio para hacer lo que quieras.  Para que este funcione correctamente debes ajustar los DNS según datos que debe proporcionar el proveedor de hosting o la herramienta con la que desees trabajar.


Por ejemplo, si trabajas con los productos de Google no tendrás que comprar hosting pero si debes ajustar algunos datos en tu dominio para que se configure de forma correcta.  


En próximas entradas te enseñaré cómo hacerlo con tu dominio personalizado.


Si te ha gustado este artículo, no olvides compartirlo a través de tus redes sociales. 


0 Comentarios